viernes, 20 de septiembre de 2013

Masajes en el embarazo



   Las mujeres tenemos fama de estar altamente sensibles cuando estamos pasando por la etapa del embarazo, cierto es que también estamos así debido a las cantidades de cambios que sufre nuestro cuerpo.
    Entre las tantas dolencias que tenemos están los dolores musculares, dolores lumbares, inflamación en manos y pies así como también sufrimos de insomnio, de estrés, de miedos y ansiedades.  Todos estos males y muchos mas podemos hacerlos mas llevaderos con un rico y agradable masaje pero claro, como a todo lo relacionado con el embarazo es necesario tener muchas precauciones, requiere de ciertos conocimientos así como también de un masajista informado, esto que quiere decir que si vamos a irnos a un centro procurar que el masajista esté especializado en embarazadas y si vamos a pedirle a nuestra pareja, amiga, familiar o quien sea que nos lo haga, que esté bien informado sobre como hacerlo.

   Lo que sucede es que no existe una organización oficial que regule la práctica de los y las masajistas, por lo que está en tus manos verificar sus titulaciones y/o asegurarte que solo una persona con entrenamiento y conocimiento del cuerpo y de las necesidades de una mujer embarazada sea quien te atienda.  Y ésto porque? porque sino puede ser mayor el daño que el beneficio.

   Igualmente algunas indicaciones te podrían servir para que alguien cercano a ti te realice los masajes, ya que puede darte mayor confianza que te lo realice alguien con quien tu te sientas cómoda. RECUERDA!!! El masaje es una forma de terapia alternativa, y como tal puede ayudarte a aliviar dolores e incomodidades de forma natural durante tu embarazo. 

   Durante el embarazo se pueden usar cremas de todo tipo siempre que no tengan antibióticos ni corticoides, son buenas todas en cuanto a que facilitan el masaje pero es bueno saber que necesitamos hidratar mucho nuestro cuerpo ya que un cuerpo hidratado es menos propenso a las estrías que tanto miedo dan a las mujeres y que generalmente aparecen a partir del 3º mes y se debe tomar medidas para evitarlas, cuando la piel empiece a estirarse hay que tratar que ésta esté elástica, hidratada, y que al estirarse sus fibras no se rompan.  Las estrías se producen también por falta de agua, se rompe la piel, porque no está elástica.  El consumo de agua (2 litros al día sería lo ideal) y el uso de cremas hidratantes y aceites en el vientre y en los pechos ayudan mucho a evitarlas así que realizamos los masajes con cremas hidratantes o aceites mucho mejor.  No hay que olvidar que el aumento excesivo de peso también es un factor de riesgo para que la piel se extienda demasiado y se produzca la rotura de las fibras de la dermis.

    Las cremas antiestrías, con aloe vera, hidratantes, etc son buenas para poner mayor atención en el vientre, las caderas, los pechos y los muslos.  Cuando yo estuve embarazada, la Dra me aconsejó una crema de Dermaglós y me resultó muy buena, no eh tenido ni una sola estría pero mi pareja me hacia los masajes a diario, ni un solo día faltaron los masajes (una o dos veces al día según la disponibilidad horaria) y claro el consumo de agua.  En España ya usan mas la crema de Nivea común, la azul de toda la vida o la crema de Nivea Soft, también usan el aceite de almendras (que mancha un poco) o leche de almendras, el aceite de rosa mosqueta (lo conseguirás en herbolarios y un poco caro). 

   Algunos especialistas creen que lo mejor es el ACEITE DE ROSA MOSQUETA usando en la primera presión en frío, ya que es super hidratante, regenerante y cicatrizante: no sólo previene la aparición de estrías, sino que las atenúa si ya han salido y son recientes. También es muy bueno el de Germen de Trigo (Tiene vitamina E) y el de almendras dulces (Los venden en herbolarios). Vale aclarar que el aceite de rosa mosqueta vale también para la cara y es FABULOSO!!!! Otro día les comentaré sobre masaje facial y cremas a usar según tratamientos y tipos de pieles.
 
   Volviendo al tema de los masajes es bueno saber que existen diferentes técnicas de masajes y la mayoría pueden adaptarse para las mujeres embarazadas. La clave es evitar la presión sobre ciertos puntos y tener en cuenta ciertas recomendaciones que te daremos en este POST:

  - Evita cualquier masaje en tu vientre, y en caso de que desees masajes en esta zona procura de que el contacto sea ligero y no haya presión en tu panza.

  - Evita los masajes con calor, en particular los que incluyen vendas calientes, piedras, ceras, barro, vapor, saunas o jacuzzis con agua caliente. Según la Organización de Especialistas de Información Teratológica (encargada del estudio de defectos congénitos causados por exposiciones durante el período prenatal), en el embarazo la temperatura corporal no debe exceder los 101° Farenheit (38,3° Celcius o centígrados), pues podría causar pérdida del embarazo o malformaciones congénitas. Esta precaución debes tenerla desde el principio del embarazo.  También debes evitar el uso de electroestimuladores, masajeadores manuales con alta vibracion (sobre todo cerca del vientre y de los lugares indicados en los demás ítem) y no es bueno el uso de plataformas vibratorias que algunos centros suelen aconsejar.

  - Algunos puntos sensibles en los tobillos y las muñecas pueden estimular los músculos pélvicos. Si estás cerca de tu fecha probable de parto o tienes riesgo de parto prematuro, tu terapeuta debe evitar estos puntos.
  
  - Durante un masaje, debes evitar la presión fuerte o profunda en las piernas. Durante el embarazo tienes mayor riesgo de padecer trombosis (coágulos sanguíneos que aparecen con mayor frecuencia en las piernas), y la presión podría hacer que estos se desprendan y causarte complicaciones graves.

  - Para evitar riesgos, algunos centros de masaje o terapia física prefieren no ofrecer masajes a clientas en su primer trimestre de embarazo. Si bien esta es la etapa de mayor riesgo de pérdida del embarazo, no existen estudios que indiquen que los masajes aumenten este peligro. En todo caso, y por mayor seguridad, convérsalo con tu médico de antemano y hazle saber a tu masajista que estás embarazada.  Ten en cuenta que los masajes en el vientre, la zona lumbar o las articulaciones están contraindicados durante el primer trimestre de embarazo pero lo que sí se permite es recibir masajes en los hombros, en la zona cervical, pies o piernas. El segundo y tercer trimestres son las mejores épocas para comenzar el masaje prenatal.  La frecuencia ideal es de una vez por semana durante el segundo trimestre y dos veces o más durante el tercer trimestre.

  - La mejor posición para los masajes en el embarazo es de lado, hacia tu costado izquierdo. Para sentirte más cómoda, puedes usar almohadas.  Recuerda que descansar sobre tu espalda pone presión sobre tu vena cava, que es la encargada de llevar la sangre de la parte inferior de tu cuerpo hasta el corazón. Eso podría disminuir tu presión sanguínea y afectar el flujo de sangre, nutrientes y oxígeno a la placenta. Acostarte sobre tu costado derecho pone presión sobre la vena cava y sobre tu hígado.  Algunos masajistas tienen mesas especiales para embarazadas, con agujeros para tu panza y pecho. Estas tampoco son recomendadas, pues podrían presionar tu espalda. Lo mejor es acostarte sobre tu lado izquierdo.  Este ítem también recuerdalo a la hora de dormir!!!!


   
Automasaje (tu sola también puedes realizarte algunos masajes y cuidados):

  1. Cabeza: para evitar el dolor de cabeza, masajea el cuero cabelludo moviendo las yemas de los dedos a lo largo de toda la cabeza, insistiendo cerca de las sienes y detrás de las orejas.  Un buen consejo que puedo darte es que alguien pudiera realizartelos mientras te ofrece un lavado de cabello, masajear el cuero cabelludo usando cremas revitalizantes para el cabello, con agua fría si hace calor o tibia si hace frío, es una sensacion extremadamente relajante.  También puedes hacertelos tu misma durante la ducha.
  2. Pies: para disminuir la hinchazón, coloca los tobillos por encima de las caderas. Realiza movimientos suaves y circulares desde los dedos de los pies hasta las rodillas.  También puedes colocarlos en agua fría con sales de relajación y puedes usar cremas extremadamente humectantes que vienen pura y exclusivamente para los pies, que sueles secarse mucho la piel de los talones sobre todo durante esta etapa, además el frío del agua ayudara a la inflamacion de éstos.
  3. Hombros: para eliminar tensiones, te acuestas de lado, y te abrazas el hombro por delante y por detrás con movimientos en círculo, abarcando la parte superior del brazo por un lado y el cuello por el otro.
  4. Abdomen: acostada de lado, acaricia muy suavemente la tripa, como si quisiera acariciar al bebé y transmitirle su cariño.  Este momento puedes aprovecharlo para usar las cremas antes indicadas para las estrias
  5. Espalda: para disminuir los dolores lumbares. Con la cabeza sobre un cojín, para que su espalda quede distendida, el masajista o alguien que pueda ayudarte sitúa las manos a los lados de la columna, a la altura de la pelvis y las va separando hacia las caderas.
Beneficios del masaje prenatal
  • Ayuda a relajarse física y emocionalmente, a reducir el estrés (además de sus efectos relajantes, los masajes reducen los niveles de las hormonas causantes del estrés).
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Ayuda a sentirse mejor, a combatir la depresión y la ansiedad que algunas veces acompaña al embarazo (el masaje prenatal se ayuda a elevar los niveles de serotonina - bajos niveles de esta se asocian con la depresión)
  • Estimula el sistema glandular, para estabilizar las hormonas y ayuda a energizar el cuerpo al reducir el estrés hormonal. 
  • Alivia la inflamación y ayuda a aliviar calambres, tensión muscular, rigidez y otras molestias.       
  • Mejora la circulación, ayudando a mantener la presión normal.
  • Alivia dolores musculares y disminuye altamente el dolor de piernas y la presión en la espalda, el cuello y las articulaciones causado por el peso extra, la postura o la debilidad muscular.   
  • Alivia la tensión sobre nervios (en especial el nervio ciático) y diferentes parte de tu cuerpo.
  •  Aunque existen pocos estudios al respecto, algunos expertos opinan que los masajes prenatales te ayudan durante el parto: a reducir el dolor, su duración y mejorar los resultados.
  • El masaje estimula el sistema inmunológico, lo que te ayuda a prevenir enfermedades de forma natural.
  • Ayuda a mantener la elasticidad y flexibilidad del cuerpo, además de disminuir el riesgo de estrías).   

 Recuerda!!! no hay nada mejor para acompañar un buen masaje con velas aromatizadas y con música relajante...ambienta el lugar a tu gusto o pide a tu masajista que te gustaría acompañar a tu masaje con un poco de aromaterapia y musicoterapia. 

2 comentarios:

  1. Información muy buena para las mujeres que pronto tendrán a sus niños en sus brazos. Yo laboro para:https://www.armoniaysalud.cr y he visto que después del parto la mujer puede experimentar dándole masajes a su niño para hacerlo sentir bien y crear una relación estrecha entre ellos. Saludos desde Costa Rica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tus comentarios, un placer tu visita, saludos!!!!1

      Eliminar